BLOG

Decoración

|

Salones

Cómo calentar una casa

¿Necesitas asesoramiento?

¡Cuenta con nosotros!

En Socías y Rosselló te ayudamos a inspirarte y te asesoramos para que hagas de tu hogar un espacio único

Con el frío ya afincado en esta época del año, caemos en la necesidad de calentar nuestro hogar para poder pasar el invierno. Aquí te damos unos consejos e información útil de cómo calentar una casa.

Calentar una casa con chimenea de leña

Si una imagen vale más que mil palabras, la de una chimenea encendida con el fuego crepitando es la que mejor representa al invierno. Además, es un elemento decorativo muy atractivo y un punto visual importante en un salón.

Las chimeneas deben, necesariamente, tener una salida de humos de gran tiro para la salida de la combustión, por lo tanto, es obligado hacer obra y tener la posibilidad de hacer salida vertical hacia el exterior, lo que implica tener el techo libre o pedir previa autorización a la comunidad en caso de vivir en un piso.

Hay dos estilos de chimeneas a destacar, las chimeneas cassette y chimeneas hogar. La diferencia entre ambas está en que las primeras se utilizan para cerrar chimeneas abiertas e incorporan ventiladores y las chimeneas de hogar necesitan un espacio más grande para su instalación.

Las estufas para calentar una estancia

Si quieres disfrutar del calor del fuego para calentar tu casa, puedes hacerlo ya que existen distintos tipos de estufas en la actualidad, que son más fáciles de instalar sin necesidad de tanta obra. Eso sí, toda chimenea que utiliza combustión de leña, pellets, necesita una salida de humos. Esta salida, a diferencia de la chimenea, no está empotrada por dentro de la pared.

Dentro de las estufas de leña, las estufas de hierro fundido o de acero son una opción muy decorativa. Permiten calentar estancias muy grandes y, gracias a las innovaciones en combustión, dejan regular el rendimiento calórico con un menor consumo de leña. Por el cristal podrás ver el crepitar del fuego al igual que en una chimenea. Los estilos son variados, pueden ser rústicos como modernos, y con amplitud de modelos, de colores, con leñeros, de dos caras, giratorias, con calientaplatos, y a hasta con horno.

Con las estufas de pellets ahorrarás en gasto energético y son más respetuosas con el medioambiente. Cuentan con un dosificador para regular el consumo según tu necesidad y además son programables. Tienen una combustión mínima, generan poca ceniza y poco humo, por lo cual, son más limpias.

Una cuestión para tener en cuenta a la hora de elegir cuál adquirir, es que el precio del pellet es mayor que el de la leña, pero tienen un rendimiento mayor. También dependerá de tu entorno ya que, si tu casa tiene fácil acceso a restos de poda, quizás este factor no sea determinante. Otra cuestión, el pellet es de fácil almacenamiento, ocupa menos lugar y a la hora de reponer el pellet en la estufa, tienen el dosificador.

Tanto unas como otras funcionan igual, pero las estufas de pellet necesitan estar conectadas a la corriente eléctrica por las funciones automáticas que poseen, como la dosificación, la programación o el termostato.

Cómo calentar una casa sin requerir salida de humos

Si no tienes la posibilidad hacer una salida de humos, tienes otros elementos para calentar tu casa. La oferta es amplia, puedes elegir entre estufas de gas, chimeneas eléctricas, estufas eléctricas, radiadores, calefactores o estufas de bioetanol.

Para elegir el elemento correcto todo dependerá del tamaño de la habitación que quieras calentar y del uso que tiene esa estancia. También deberás tener en cuenta el consumo que genera, ya que algunos elementos pueden generar gastos más altos que otros, por ejemplo, en un consumo eléctrico mayor.

  • Estufas de biotenol o bioalcohol: Son la tendencia en los últimos años. Son estufas muy decorativas y con estilos muy variados con los que lograr, además de calefactar, una decoración bonita del hogar. Puedes encontrar chimeneas de pared, estufas de sobremesa, chimeneas de columna o suelo para el exterior, etc, todas muy elegantes. Las ventajas que posee este sistema es que el bioetanol no produce olores ni residuos, ni humos. Es de fácil instalación y no requiere mantenimiento, solo el de rellenar el bioetanol ene depósito.
  • Chimeneas eléctricas: También llamadas simuladores de fuego, estas chimeneas son de fácil instalación, solo requieren de la corriente eléctrica. Son un objeto decorativo, simulan una chimenea de leña. En su pantalla se visualizan las llamas, entre piedras o leña, que dan la sensación de un fuego real. Aunque es bonita, en realidad su poder calórico es limitado. Hay modelos para pared y otros portátiles.
  • Estufas eléctricas y calefactores: Dentro de la gama de estufas eléctricas están las estufas de infrarrojos, las catalíticas, de cuarzo, halógenas. Son estufas muy económicas y son prácticas para transportarlas de un ambiente a otro, pero su uso debe ser moderado si no quieres sustos en la factura de la luz. En el caso de los calefactores, el área de calefacción es muy reducido.
  •  Estufas de gas: Las estufas de gas son más económicas en consumo que las eléctricas, pero hay que estar pendiente de ellas, controlando el consumo del butano, cumpliendo con ciertas medidas de seguridad y haciéndole mantenimiento regularmente. Son prácticas para llevar de un lado a otro de la casa. Hay modelos ideales para exterior que son muy decorativos.
  •  Radiadores: Existen radiadores eléctricos de aceite y radiadores de agua caliente que se conectan a una caldera. Los radiadores eléctricos de aceite portátiles tienen la ventaja de poder movilizarlos de una habitación a otra. También existen radiadores de pared que solo requieren una toma de corriente eléctrica. Funcionan enchufándolos a la corriente eléctrica, la cual calienta el aceite que contienen, lo que genera el calor. Tardan un rato en calentarse, pero a la vez, también tardan en enfriarse al apagarlo. No generan ruidos, ni humo ni olores. Los radiadores de agua necesitan estar conectados a una caldera y requieren una red de conexión de agua. El calor que emiten es muy homogéneo. Hay modelos muy decorativos en la actualidad que le darán a tu casa un aporte de elegancia.