BLOG

Decoración

|

Jardín

El pequeño jardín de tus sueños

¿Necesitas asesoramiento?

¡Cuenta con nosotros!

En Socías y Rosselló te ayudamos a inspirarte y te asesoramos para que hagas de tu hogar un espacio único

Aun siendo pequeño, tu jardín también puede rebozar de encanto. No lo des por perdido convirtiéndolo en un lugar donde dejar cosas que no utilizas.

Transfórmalo en un lugar para disfrutar, dándole un toque tanto estético como funcional, pero sin olvidar de imprimir tu personalidad en él.

Lo primero, define el uso que le darás a tu pequeño jardín

Dependiendo del tamaño y del uso que quieras darle podrás definir la decoración a aplicar. Tanto si lo quieres para celebrar reuniones con familia o amigos, para que jueguen tus niños o simplemente para dedicarte a la jardinería, puedes reorganizar y decorar esta zona para que cumpla el objetivo que deseas.

Ten en cuenta, que un jardín no se limita solo a los metros cuadrados con los que cuentes. Un jardín puede expandirse a hacia arriba, trepando por los muros. Esto te permitirá crear otro espacio destinado para otra función.

Puedes decorar el jardín con una gran variedad de plantas que te aportarán una riqueza visual, pero no lo satures. Previamente, estudia el terreno y la climatología de tu zona para saber qué tipo de plantas son recomendables para plantar allí.

Si lo tuyo no son las plantas o no cuentas con tiempo para dedicarles, puedes optar por plantas que resistan a la falta de agua y mantenimiento como los cactus. Puedes cubrir los alrededores con guijarros, piedras y armar una composición muy armónica.

Un rincón para el romanticismo

Si añoras poder cenar en pareja a la luz tenue de una farola o de velas, busca un rincón y conviértelo en un espacio romántico y discreto. Bastará con una mesa para dos con unas sillas cómodas. Si el espacio es pequeño, opta por muebles plegables y, para dar mayor sensación de amplitud, utiliza colores blancos y claros para lograr ese efecto visual.

Rodéalo de plantas y flores que armonicen con el ambiente. Si no tienes mucho espacio puedes colocar macetas, plantas enredaderas pegadas a la pared o un jardín vertical que te dejarán el suelo libre.

Si quieres evitar las miradas indiscretas de vecinos, instala una pérgola o una sombrilla amplia y coloca lámparas led para crear ambiente por las noches.

¿Quieres reunirte con amigos y familiares?

Si quieres un sitio donde poder reunir a familiares y amigos y cuentas con un espacio amplio, puedes adaptar una zona abierta para hacer un salón al exterior.

Coloca un suelo apto para exteriores (de composite, madera, etc.) que, además de ayudarte a nivelar el suelo, será como una alfombra que delimitará la zona. Sobre él ubica unos sillones con una mesa baja amplia para poder servir tentempiés y bebidas.

Cuando selecciones el mobiliario, busca aquellos fabricados en materiales resistente a la intemperie, como el ratán.

Puedes definir las zonas del jardín haciendo franjas decorativas de piedras, grava, guijarros de distintos colores y texturas, de esta manera podrás separar la zona de estar o de paso de la zona de césped y plantas.

Garden Furniture de aimeelane en 500px.com

Si tu pasión es la jardinería

Si te gusta la jardinería, no te prives de tener un jardín con plantas, flores o incluso un huerto.

Sin perder el lugar para tu relajación, puedes situar plantas y arbustos en torno a los muros y vallas que rodean el recinto. De esta manera no perderás espacio para ubicar una mesa, sillones o hamacas para el ocio y tampoco tu jardín se perjudicará con el paso de la gente.

Y recuerda que puedes echar mano a los jardines verticales. Este estilo de jardines van incorporándose cada vez más en la decoración de los hogares, con sus ingeniosas maneras de fabricación reutilizando elementos en desuso o reciclando materiales, como palets, persianas mallorquinas, escaleras de madera, etc. Con esta técnica puedes simplificar el espacio con una composición muy atractiva y decorativa.