BLOG

Jardín

|

Terrazas/Balcones

Es hora de renovar los muebles de jardín

¿Necesitas asesoramiento?

¡Cuenta con nosotros!

En Socías y Rosselló te ayudamos a inspirarte y te asesoramos para que hagas de tu hogar un espacio único

Los días cálidos están próximos y por ello, hay que ponerse manos a la obra para acondicionar jardines y terrazas y así, tener todo listo para disfrutar del buen tiempo en el exterior. Renovar los muebles de jardín es una gran oportunidad para darle a tu casa el toque fresco que necesitas para vivir momentos placenteros durante las estaciones que nos invitan a estar al aire libre.

Cómo elegir los muebles para el jardín, patios o terrazas

Un paso fundamental para elegir los muebles de jardín es seleccionar el material de fabricación dependiendo de la ubicación y del su uso que se le dará para optar por un material u otro según la resistencia a la intemperie y la durabilidad.

En el mercado existen distintos materiales naturales, como la madera y las fibras naturales, pero también hay fibras sintéticas, metal, resina o plástico.

Madera: Es un material que da mucha calidez, combinan perfectamente con el entorno, dan un encanto especial, pero requieren mantenimiento todos los años. Si están bajo techo se conservarán mejor. Dentro de los muebles de madera, los de teca son los más resistentes.

Fibras naturales: Dan un toque exótico y tropical. Dentro de esta gama de materiales están el mimbre, la yuta, el ratán, etc. Requieren limpieza y mantenimiento al igual que la madera, con líquidos específicos para cada material, y será conveniente colocarlos bajo un porche o terraza cubierta, etc.

Metales: Son materiales pesados y robustos. Tienen distintos grados de resistencia a la intemperie según el metal, aluminio, acero, hierro forjado, etc. Los de mayor durabilidad son el acero epoxi o el galvanizado y el aluminio, que no se oxidan, pero en el caso del aluminio hay que tener cuidado en su limpieza ya que con productos como la lejía pueden ser abrasivos.

Fibras sintéticas: Son muebles fabricados con resina y otros plásticos que imitan el entramado de los muebles de fibras naturales. Dentro de esta gama encontrarás el ratán sintético o el falso mimbre. Son piezas muy resistentes a la climatología y por lo tanto, su duración y resistencia es mayor que los otros materiales. Su limpieza es sencilla, con un cepillo, jabón y agua es suficiente. Lo que tienes que tener en cuenta es que, si eliges los muebles en color blanco puede suceder que con los años por la exposición al sol amarilleen un poco.

Preparar cada rincón con los muebles adecuados

Es importante determinar dónde se pondrá cada elemento en el jardín, terraza o patio.

Una zona para comer debería poder ubicarse en un espacio resguardado del sol directo para que, en verano, no suframos una insolación a la hora del almuerzo. Si tienes una terraza techada o con parasoles o gazebos que puedan minimizar los rayos directos del sol sobre los comensales, puede ser una buena opción. Al estar resguardados, si te gustan los muebles fabricados con materiales naturales podrás colocarlos allí ya que estarán resguardados de la climatología y te durarán más.

Si tienes una zona para tomar el sol o piscina, las cualidades de los muebles de resina serán apropiados para esa ubicación por su alta resistencia a la meteorología. Son cómodos y ligeros, lo que te permiten trasladarlos de un sitio a otro.

Puedes crear una zona con sofás para reuniones con familiares, amigos o simplemente, para sentarte a leer o relajarte. Ubica unos sillones o sofás, con cojines que se pueden quitar cuando no los uses para evitar que se ensucien o deterioren, y una mesilla. Siempre podrás adquirir fundas para cubrirlos como complementos.

Si tienes poco lugar, puedes hacer colocar un sofá en L en un rincón y aprovechar mejor el espacio.

Unos consejos más para elegir los muebles de exterior

Si quieres que los muebles te duren unos cuantos años, invierte en calidad. Lo barato sale caro por lo cual, un material de baja calidad puede resquebrajarse, decolorarse o incluso romperse al acabar la temporada por su continua exposición a la climatología.

Los muebles, además de bonitos, deben ser cómodos. No te fijes solo en el diseño, pruébalos, siéntate y mídelos. Pasarás largos ratos en ellos y tendrás que estar perfectamente cómodo para disfrutar el día al aire libre. Asimismo, tienen que tener la medida exacta del espacio que quieres ocupar, si compras algo más grande puede que luego te estorbe el paso.

Si quieres renovar tu mobiliario exterior puedes pasar por nuestra tienda y ver nuestro catálogo de muebles de jardín. Te ayudaremos a elegir los más acordes a tu estilo y necesidad para crear un espacio con encanto.