BLOG

Baños

|

Cocinas

Tipos de calentadores de agua

¿Necesitas asesoramiento?

¡Cuenta con nosotros!

En Socías y Rosselló te ayudamos a inspirarte y te asesoramos para que hagas de tu hogar un espacio único

El agua caliente es indispensable para nuestro aseo personal como para la limpieza del hogar y por lo tanto, tener un buen sistema de calentadores de agua que distribuya el agua caliente donde se necesita es fundamental. Pero ¿qué tipos de calentadores de agua existen y cuáles son sus sistemas de instalación? ¿en qué se diferencian?

Sistemas de calentadores de agua

Existen varios sistemas de calentadores de agua que suministran de manera eficiente el agua caliente a todas las estancias que lo requieren. Para poder elegir cuál es el más apropiado para nuestro hogar es preciso tener claro el funcionamiento y el tipo de instalación necesaria.

Dentro de los diversos modelos que existen cabe distinguir dos grupos, los que acumulan agua caliente y los que no llevan depósito de agua. Así también, se dividen por método de energía que precisan para funcionar, están los que calientan por medio de algún combustible (gas natural, propano, butano, etc.), o los que se alimentan de electricidad.

Para decidir cuál sistema es el adecuado para tu hogar, deberás considerar qué tipo de instalación requieres ya que, si prefieres un sistema que funcione con gas tendrás que optar por uno que funcione con butano o bien deberás realizar la instalación de gas natural. En estos casos, la instalación del calentador deberá realizarse en zonas exteriores por seguridad. Si te decantas por un calentador agua eléctrico (termo) puede instalarse en una zona interior.

Es importante también saber el uso que se le dará para determinar la capacidad que tiene el sistema de suministrar agua caliente por todas las estancias. Cuantos más servicios, mayor deberá ser la capacidad del calentador.

Una contribución de la tecnología a la eficiencia energética, son los calentadores de agua solares. Actualmente están muy solicitados por ser un método sostenible y que nos permite ahorrar en energía, pero requieren ser instalados en lugares donde haya una gran exposición a la luz solar.

Calentadores con acumulador de agua

El sistema de acumulación de agua funciona almacenando agua en un depósito que se calienta mediante una resistencia o quemador, hasta alcanzar la temperatura seleccionada en el termostato. Este tipo de sistema puede ser tanto eléctrico como de gas y requieren de mayor espacio para su instalación debido al volumen del depósito.

En el caso de acumuladores de gas, el agua se calienta con su paso por el sistema de serpentinas. Pueden ser de gas butano, propano o gas natural y se instalan en el exterior de las viviendas por motivos de seguridad. Las nuevas tecnologías han mejorado los sistemas de arranque de los calentadores al incorporarle una pila que hace enciende la llama cuando se detecta la apertura de un grifo de agua caliente, evitando así que el piloto esté siempre encendido, consumiendo gas innecesariamente.

Los termos eléctricos funcionan mediante una resistencia que calienta el agua acumulada en el depósito. Son de más prácticos a la hora de instalarlo ya que solo necesitan un enchufe y no tienes que disponer de un espacio para una bombona de gas.

Una de las ventajas de este sistema es que la disposición del agua caliente es inmediata, pero tiene como desventaja la pérdida de calor ya que, en la medida que se consume el agua caliente del depósito, la entrada de agua fría enciende la resistencia para calentarla, lo que equivale a mayor consumo de energía eléctrica.

También hay que tener en cuenta que cuanto mayor sea el depósito, mayor será el tiempo que tardará en calentar o mantener el agua a la temperatura deseada. Si se consume mucha agua caliente del acumulador, tendrás que esperar un buen rato para volver a tener agua caliente.

Calentadores de agua sin depósito

Los calentadores y calderas que funcionan mediante gas natural o gas butano tienen una serpentina que rodea el quemador por donde pasa el agua calentándose. Es necesario que este tipo de calentador de agua esté instalado en un lugar ventilado.

Hay sistemas que tienen un encendido electrónico que prende el quemador cuando se detecta que se abre un grifo de agua caliente y lo apaga cuando se cierra el agua, de esta manera se evita que el quemador esté continuamente en funcionamiento y ayuda a ahorrar en el consumo de gas.

Los calentadores y calderas de gas requieren una revisión anual para realizar un mantenimiento, ya que se necesita hacer la limpieza del quemador y revisar que no haya fugas de gas en el sistema.

Los calentadores eléctricos sin depósitos son pequeños y se instalan en el punto donde se precisa, por ejemplo, en un fregadero o una ducha. Tienen menos capacidad para calentar el agua y también dan menos caudal, por lo cual no puede abastecer a dos grifos a la vez. Son prácticos para espacios reducidos y donde el uso es menos frecuente.

Calentadores de agua solares

Esta nueva tecnología se compone de una bomba que hace circula el agua por unos paneles que se ubican el techo, el agua se calienta por acción de la bomba y se acumula en un depósito de agua. Por las noches, también se puede contar con agua caliente ya que tiene una resistencia eléctrica que mantiene el agua cliente para los momentos en que no hay luz solar.

Son sistemas más costosos por los materiales y la instalación, pero a la larga la inversión resulta compensada por la reducción en los gastos de gas o electricidad.